domingo, 8 de febrero de 2015

¿Merecía La isla mínima el Goya al Mejor Guión Original? [Sin espóilers]


     Ayer La isla mínima se llevó 10 goyas. En mi opinión, muy merecidos en casi todo. Fotografía, montaje, dirección, actuaciones, sonido... todos esos elementos estaban llevados a un nivel superior. Sin embargo, cuando vi la película no salí muy contento. ¿Por qué? Pese a todas estas virtudes y pese a que la historia engancha, el final me pareció muy confuso. No ya por el hecho de que la película pretende dejar  a propósito una parte del final ambigua, sino porque uno llega al final de la película con unas cuantas preguntas y... ¡apenas hay respuestas! Se insinúan algunas cosas pero se deja -en mi opinión- demasiado a la imaginación. A la salida del cine, discutí con mis amigos durante todo el camino de vuelta sobre el final de la película, sin conseguir llegar a ninguna conclusión clara, y creo que se debió a que, una de dos: o nos faltaba información, o se había presentado de forma demasiado confusa. ¡Ni siquiera supimos ponernos de acuerdo en qué posibilidades pretendía insinuar el final ambiguo!


      Haciendo una mínima búsqueda de críticas de la película encontré rápidamente que no había sido el único con esa sensación hacia el final (aquí se mencionan razones y algunos cabos sueltos con más detalle). Lo cual me hace confiar en que, si no lo entendí, no se debió a una estupidez especialmente aguda por mi parte. Es muy probable que en un segundo visionado la comprenda mejor, pero no creo que una historia debiera confiar en una segunda consumición para ser entendida.


     Por eso hay un premio goya que no me termina de convencer que ganaran. El Goya al Mejor Guión Original. No he visto las competidoras, así que tampoco estoy en posición de sugerir otra ganadora en esta categoría, pero me extrañaría que no haya otra que esté mejor cerrada que esta. Aún así, entiendo que se lo haya llevado porque la mayor parte del guión es impecable: buena construcción de personajes, misterios diseminados de continuo, giros de guión cada dos por tres... un guión potente de manual. Pero cojear en el final es grave. El final es muy importante, probablemente lo más importante de una película. El final es, guste o no, definitorio de la historia de la película. ¿Quizás estaba claro el final en el guión original y correspondía a la dirección el haberlo trasladado así? Es posible. Lo único que sé es que no me convenció cómo estaba contado ese final.
     Y es una pena, porque tengo la impresión de que la película se queda, así, a un pasito de haberse convertido en una obra maestra.

La fotografía es, en mi opinión, lo mejor de la película 

No hay comentarios:

Publicar un comentario