miércoles, 14 de agosto de 2013

Adiós al Reto de los 50 libros

Se acabó. Me he hartado. Con la presión de leer para reseñar y para cumplir un cupo estoy perdiendo el gusto por leer tranquilamente. Así que abandono el reto, que de todas formas ha ido pobremente en los últimos meses.

Como me gustan los numeritos, aquí van unos cuantos.
La cuenta se queda en 18 lecturas, de las cuales:

Por idioma original
Escritas en español: 10
Escritas en inglés: 5
Escritas en italiano: 1
Escritas en latín: 1
Escritas en portugués: 1
Leído en versión original: 2 (Waiting for Lefty y Messagem)

Por género
Novelas: 9
Recopilación de cuentos: 3
Teatro: 3
Poesía: 1
Ensayo-ficción: 1
Otros: 1 (La biblioteca del náufrago)

Las vomitonas sobre cada libro, aquí: 50 libros 2013.

Ultimamente he leído también los cómics El garage hermético, de Moebius, y Loveless (1 y 2), de Azarello y Frusin. Mientras escribo esto estoy a mitad de La manía de leer, de Víctor Moreno y Hay una guerra, de Roger Wolfe.

Espero que la renuncia a esta autoimposición me haga recobrar el gusto de coger un libro con naturalidad. Creo que tanto la angustiosa cuenta, como el leer con la intención de reseñar lo que leo me está bloqueando.

Entre los leídos, mi favorito ha sido La tregua, de Mario Benedetti. Seguido de Cinco horas con Mario, de Delibes.

Hasta otra idiotez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario