domingo, 21 de julio de 2013

Los intelectuales y la gente que no lee; una cita de Roger Wolfe

 No lo suscribo completamente, pero tiene su aquel, sobre todo al principio:
   ¿Por qué demonios preocupa tanto  a los "intelectuales" que "en este país la gente no lea"?
   ¿Qué cojones me importa a mí lo que haga o deje de hacer la jodida gente?
   Como si se la menean colectivamente.
   Además, en este país se lee bastante más de lo que se dice. Siempre lo he pensado.
   Y, claro, en realidad hay una explicación: a los "intelectuales" lo que de verdad les molestaría sería que todo el mundo leyera. Y que, encima, todo el mundo tuviera su propia opinión sobre las cosas. ¿Qué iban a decir ellos entonces? ¿A quién le iban a soltar su mierda en los periódicos, en la televisión? Quieren que todo permanezca ordenado y bajo control. Que nadie les rompa la baraja. Que nadie pueda inmiscuirse en sus jueguecitos de salón.
   QUE SE SIGAN PUDIENDO DAR POR CULOS LOS UNOS A LOS OTROS SIN QUE NADIE LES JODA EL JUEGO.
   El problema de los "intelectuales" es que son una subespecie de político. De político de tres al cuarto.
   Y nadie se atreve a decirlo, de una puta vez.
   Me merece más respeto el código social de las ratas de alcantarilla. ¿A quién diablos quieren engañar?
   Termina siendo un poco incendiario, pero sobre lo de cuánto se lee o se deja de leer; me ha dado por buscar datos de ejemplares prestados en bibliotecas públicas, por tener alguna referencia, y esto es lo que he encontrado: Préstamos a usuarios. No tengo ni idea de cómo interpretar los datos (en los últimos años oscilan en torno a 30 millones de libros prestados al año). Pero se está sacando un puñado de libros (me gustaría compararlo con otros países, para hacerme a la idea de si es mucho o poco), y aunque muchos terminarán sin ser siquiera leídos (termina pasando), otros se leerán más de una vez por préstamo (que es lo que suele pasar en mi casa y supongo que en otras tantas).

   En cuanto al número de usuarios registrados, suman 11,15 millones, que de una población de 47,27 millones de habitantes hacen el 23,58%, es decir, aproximadamente una persona de cada cuatro tiene carné de biblioteca pública. Más gente que la que no tiene teléfono fijo en España (20%). Sal a la calle. Es probable que una de cada cuatro personas que veas (probablemente más, en un entorno urbano) coge algún libro de vez en cuando. Si tan emperrados estamos en que la lectura es la solución a todos los males, es para dar saltos de alegría. Qué pena que no sea, ni de coña, tan fácil.

Nota: al final he encontrado un documento más completo sobre hábitos de lectura; Hábitos de lectura 2012. Según esto, se lee un montón. Al menos, "una vez por trimestre". Y con más edad se tiende a leer menos. Pero paso de ponerme a analizar esto. Ahí lo tenéis para lo que queráis entender. Sólo diré que el porcentaje de personas entre 14 y 24 años que lee periódicos me parece irreal. Claro que si cuenta mirar un periódico de reojo cuando te estás tomando unas cervezas en un bar, lo entiendo. Además, joder, que los libros más vendidos del año pasado fueron las sombras de Grey. Si todo va a ser así, prefiero que la gente no lea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario