martes, 11 de diciembre de 2012

Apocalipsis diario

El día en que se acabe el mundo no será más dramático que cualquier otro día. Todos los días se acaba el mundo*. Es tan trágico o intrascendental como queramos que sea. Así que el día en que se acabe el mundo lloraremos lo que habituamos, sea mucho, sea nada.


*Sí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario