sábado, 8 de diciembre de 2012

Todos los días se acaba el mundo

El transcurso de un día puede contener toda historia.
Creación; vida y sublimación; muerte y degradación; y destrucción.
Cualquier día es recipiente de toda consciencia, y su dolor, o toda inconsciencia y su alegría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario