sábado, 22 de diciembre de 2012

La desventura de Nick Best #1


Nick Best se subió los cuellos de la gabardina y encendió la pipa. Llevaba toda la vida esperando poder hacer algo tan guay. Se encontraba además en el escenario perfecto. A su espalda, la esquina de un destartalado edificio le hacía sombra. Enfrente, un sencillo puente sobrevolaba las aguas agitadas del río. Nick Best no pudo evitar hacer un gesto que para él era de agradecimiento con la cabeza. Agradeció para sí mismo el apellido de sus antepasados, Best, y el nombre que su madre había elegido, Nick. Por fin iba a poder hacer justicia a un nombre tan sonoro.

Nick Best no tenía consciencia de cómo había llegado allí, ni recordaba dónde había conseguido la gabardina, ni sabía desde cuándo fumaba en pipa. Sabía que era la primera vez que se encontraba en esas circunstancias, y era suficiente. Pensó que quizás la excitación le hacía olvidarse de los detalles anteriores a ese instante. Estaba entusiasmado por la escena, de la que tan bien formaba parte, pero sabía que debía disimular su agitación si no quería desarmarla.

Esperaba. No sabía el qué, pero sabía que lo sabría cuando aquello llegara. Tosió. Quizás era la primera vez que fumaba en pipa. Permaneció resguardado por el oscuro edificio unos minutos, hasta que uno de los vecinos le vio por tercera vez, entonces Nick Best decidió que su presencia podría resultar sospechosa. Cruzó la carretera y se apoyó en el puente, mirando las turbulentas aguas terrosas bajar con fuerza. Miró a la esquina desgastada en la que había estado esperando. No parecía haber nada nuevo allí. Volvió a pensar en el río, y vio cómo un árbol pequeño era arrastrado inexorablemente por las aguas marrones, a pesar de tropezar más de una vez con las orillas, como si, aunque lo intentara, no pudiera agarrarse a algo sólido y parar. Mientras el árbol desaparecía de su vista, pensó: "Dejarse llevar". Sintió el impulso de volver a mirar a la oscura esquina y vio que alguien lo miraba desde allí. Su figura le impresionó. Volvió a mirar al río, tragó saliva y anduvo hasta ella.
-Nick Best -dijo él tendiéndole la mano-. ¿Me esperaba?
-Megan Train -dijo ella dándole un escueto apretón de manos-. Usted me esperaba a mí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario